sábado, 27 de diciembre de 2008



Jóvenes talentos influencian la moda.

Es pronto para considerar visionario su punto de vista estético, pero absolutamente productivo comercialmente para el mundo de la moda, ya que la primera dama americana juega en el equipo del diseño joven y especialmente por algunos latinoamericanos. El mundo entero la esta comparando con Jackie Kennedy. Y eso habla de una generación de recambio crucial en el mundo. En 1961, año en que asumió como primera dama Jackie O, las casas de Moda que perduran hasta hoy, tenían 48 años menos de trayectoria. Al parecer Michelle esta usando su gusto por nombres sencillos sin merchandising extremo para usar y descubrir marcas potentes pero no tan masivas como María Cornejo, que si bien es de origen chileno, tiene toda su formación en el viejo mundo.
Su ropa se vende en EE.UU, Asia y Europa, es conocida por hacer sus lanzamientos de colección sin tanta bulla en lugares excéntricos impensados para este tipo de eventos. Y su propuesta es simple si de forma hablamos, vestidos trapecios (forma de A) con fruncidos en alguna parte del tronco que cambian completamente el comportamiento y el lenguaje tradicional de un vestido de esta forma. Convirtiéndolos en prendas exquisitas en su composición y estructura.
LO BUENO ES QUE CHILE HAGA RUIDO COMO PAIS DONDE HAY DISEÑO. Asociada hoy a la multinacional Onward Kashiyama USA, desde hace más de 20 años, Cornejo vende prendas en el mundo. Habla de una diseñadora constante y trabajadora. Por las exigencias de un mercado tan competitivo como el americano.

Pero la verdadera historia para los diseñadores chilenos jóvenes, es que acá no existen multinacionales que se involucren con la moda, no existen inversionistas que aporten recursos reales, respetando la propuesta de marca, en la masa de costureros jóvenes hay talento, pero mala manufactura. Y los que hacemos bien nuestro trabajo estamos limitados a producir 1 prenda por día, eso comercialmente es impensado por que los costos no son reembolsables ni siquiera al corto y mediano plazo.

Los nombres de la moda se crean con la masificación de las prendas a un valor real y asequible a cualquier persona, pero eso se logra manufacturando no en chile si no en Asia, y para eso se necesita enviar prendas perfectas y recibir un container completo con estas prendas hechas 70 veces. Es decir que si envió 20 prototipos debo recibir a lo menos1400 prendas para abastecer 5 puntos de venta (tiendas) que en chile ni siquiera existen, pero si se pueden crear.

La idea es confeccionar en chile para emplear mano de obra nacional, pero sin duda los costos son más elevados, porque en chile ya no existe este tipo de industria arraigada y la gente no quiere trabajar por poco dinero y es completamente entendible.

Es muy poco probable que en estas condiciones Michele Obama, descubra talentos jóvenes en Chile que entreguen propuestas frescas con reminiscencias de nuestro país.

Su look en el cambio de mando fue acertado, extremadamente sobrio y clásico. El color verde lima fue dinámico pero extraño. Cumplió, obviamente con cautela.

El vestido de la celebración nocturna, blanco y experimental, de James Wu hermoso pero con escaso oficio.

Buenos augurios para la nueva primera dama del mundo.

Jonás Ortega _ Vicente Tapia
Equipo Creativo
COSTUME DESIGN

El Mercurio
22/01/09


¿En que influye que Michelle Obama apueste por el diseño latinoamericano?
lo que acabas de leer es la respuesta completa...

No hay comentarios:

Search YouTube